El Estado del malestar

Hablar de represión en términos generales, es siempre un ejercicio de síntesis extraordinario y difícil, pues deberíamos de sentirnos todas convocadas en esa reflexión y, a pesar que seguramente encontraríamos una lógica común en cada una de aquellas diferentes manifestaciones de la represión en cada lugar, se hace complejo y complicado elaborar más allá de los flujos, reflujos y necesidades de las distintas versiones de este único sistema neoliberal del capitalismo.

Quizás sería mucho atrevimiento situar una fecha de inicio en los actuales modelos represivos, aunque sí que parece que existe alguna coincidencia en las opiniones de que el 11-S del 2001(1) marca un punto de partida o por lo menos, la adaptación de modelos experimentales de represión que se habían puesto en práctica de una manera más puntual y local, y en donde las tácticas y prácticas de guerra y conflicto armado se introducen en espacios urbanos(2), creando auténticos estados de excepción, y donde la utilización de infraestructuras completamente “alegales”, facilitan la creación de limbos penales en los que aplicar todas las prácticas que vulneran de forma sistemática el marco de los derechos humanos y todas las convecciones de trato a prisioneros de guerra, sólo que en estas ocasiones, aplicadas incluso a la población civil. Situaciones conocidas y reconocidas como las de Guantánamo(3), que entró en funcionamiento en el 2002, como campo de concentración de alta seguridad principalmente para los detenidos durante la invasión de Afganistán; o prisiones como las de Abu Ghraib que, después de ser utilizada por Saddam Husein como centro de tortura para presos políticos, pasó a convertirse en centro de redención y aplicación de todo tipo de torturas y vejaciones, al caer en manos de los EE.UU. tras la invasión de Irak en el 2003(4).

Por eso no debería de resultarnos nada extraño el que, veteranos de estas guerras(5), se incorporen al movimiento 15M de los EE.UU. y se enfrenten verbalmente a la policía, intentando hacerles sentir vergüenza al decirles que no estaban en situación de guerra, ni en zona enemiga para utilizar las prácticas militares que desarrollaron para la represión, y que ellos, los veteranos, habían ido a combatir el “enemigo” fuera de su país, convencidos que luchaban por preservar las libertades de los ciudadanos estadounidenses(6).
Esta anécdota no dejaría de ser una curiosidad, sino fuera porque nos ayuda a entender por un lado, cómo los gestores del propio sistema son capaces de manipular a masas haciéndoles creer que la amenaza contra las libertades viene de fuera de su país y que no son ellos mismos; y por otra parte, porque sólo quienes conocen las prácticas de guerra son capaces de señalarlas y descubrirlas ante la población civil, a la que le cuesta diferenciar entre técnicas de represión policial y militar; unas orientadas más hacia el control y la seguridad, y las otras dirigidas hacia la destrucción y el exterminio total del “enemigo”.

Quizás en primer lugar nos pueda parecer muy disparatado este análisis, pero si viviéramos en primera persona la represión, entenderíamos completamente su significado, especialmente cuando el sistema ha necesitado dotarse de leyes lo suficientemente duras como para mantener bajo el continuo miedo de las cuantiosas multas o la prisión; al mismo tiempo que ha necesitado blindarse con instituciones como la policial, a la que cada vez ha dotado de más recursos represivos y más sofisticados medios para el control y el ataque. Por eso ya no sorprende ver en los noticieros de cualquier país, cómo la policía irrumpe en viviendas dentro de un marco operativo que se intenta justificar a través de los medios de comunicación, como algo habitual y necesario para nuestra seguridad y las libertades, sin darnos cuenta que toda esa tecnología y medios nunca se colocan para nosotras, sino contra nosotras(7). Un ejemplo muy claro se puede comprobar en la red suburbana del metro de Barcelona, en la que se han contratado los servicios de una importante empresa de seguridad y en el que a través de la megafonía repiten insistentemente que las cámaras de los vagones y del recinto, están colocadas para nuestra seguridad(8), y sin embargo se ha comprobado que es el lugar en el que más robos se producen perfectamente registrados por las cámaras(9). Se ha demostrado que, la contratación de todos esos numerosos efectivos de empresas de seguridad, toda esa tecnología, están únicamente dedicados a evitar que las personas utilicen el metro sin pagar(10). También se podría demostrar que todo ese gasto, al que hay que añadir los propios revisores del metro, se podría destinar a conseguir que el transporte del metro fuese completamente gratuito, pero este sistema, a pesar de lo que dicen sus políticos, no persigue la libertad de movimientos en la ciudad, sino su control y que todo el mundo pague por ello.

La libertad también tiene precio y eso lo vamos a sentir cada vez más(11). Las penas multas son una irrefutable evidencia y ya en los Estados Unidos se obliga a pagar a los presos por tener una cama y una celda en prisión, o cualquier otro tipo de asistencia médica (12). Fuera de los espacios carcelarios, no va a ser diferente. El miedo creado por una hipotética amenaza terrorista ha propiciado a los países del orden democrático, a armarse contra la subversión interior y legitimar la utilización de todo tipo de métodos expeditivos y armamento para la ocasión. Sólo hay que tener presente las luchas que se están llevando a cabo en Chile (13), en Grecia(14) o en algunos de los países del Norte de África(15), en los que la represión de las reivindicaciones populares, ha sido transformada en un conflicto armado de supuestos “grupos disidentes” apoyados por fuerzas militares de los EE.UU. o de la OTAN, para tener un control total sobre las materias primas y las riquezas naturales del país(16).

Vivir, ya no es sólo una lucha constante frente a las contradicciones que nos plantea el capitalismo y su forma de vida que enajena, sino una lucha por conseguir el status social de quienes aspiran a apoderarse de la riqueza que significa el bienestar de los ciudadanos y ciudadanas de este mundo occidental. El sutil y perverso chantaje de tener que elegir entre este llamado primer mundo de la seguridad y de las mercancías, o el llamado tercer mundo del hambre y las enfermedades, crea una falsa sensación de elección entre libertad o fatalidad, sin que lleguemos a entender que la única libertad que se nos ofrece es la del libre mercado y su precariedad, un nuevo déspota y tirano que, convenientemente utilizado por las clases dominantes, ha sido capaz de provocar esta crisis intencionada para eliminar todas las demás “libertades” que no se consigan a través del poder adquisitivo.

Este nuevo paradigma de modelo social y económico, deja en la más absoluta indefensión a la mayoría de la población y frente a la posibilidad de la rebelión de las desposeídas, el sistema se ha protegido y fortalecido con las estrategias de represión en los llamados estados de excepción. Las políticas de “tolerancia cero”(17), son rescatadas y reivindicadas por algunos de nuestros políticos, como medida preventiva. El desmantelamiento del espacio público de servicios y la total introducción de lo privado, nos lleva a una situación en la que, a parte de las diferentes policías locales, autonómicas y nacionales, se permita la incorporación de agentes de empresas de seguridad privadas, tal y como fueron utilizados los mercenarios de contratación privada que los dueños del capital utilizaron, como tropa de vanguardia en la invasión y el expolio de los tesoros del patrimonio de Irak. En este caso, la intrusión de estas empresas privadas de seguridad en el ámbito del orden público(18), no repercutirá en una reducción de las plantillas policiales, sino en su aumento y la consolidación de un estado policial y penal(19). En este marco, las actuaciones policiales “preventivas” de no se sabe muy bien qué, serán un elemento clave para la irrupción y su total consolidación y legitimación. Sin amenazas de algún “terrorismo” internacional, este espacio tendrá que ser ocupado por las nuevas disidencias y subversiones, a las que se intentará calificar con la habitual etiqueta de violentas o terroristas, aunque sus planteamientos sean justamente los contrarios y más bien encaminados a desenmascarar esas otras violencias invisibles del capital y el estado. Ahí podríamos situar la detención de diversas personas pertenecientes al movimiento de liberación animal(20), a las cuales, sin prueba alguna, fueron encarceladas y se encuentran en estos momentos a la espera de juicio.

El sistema de represión necesita apuntalarse con la incorporación, no sólo de nuevas leyes más represivas, sino también con el complemento de “normativas” a las que necesita calificar como “cívicas”, para conseguir nuevas vías de entradas economías, con la aplicación de multas contra conductas que necesita erradicar para consolidar el proyecto de construcción de espectaculares megalópolis, con grandes centros comerciales, de ocio y consumo, y numerosas infraestructuras hoteleras, que permitan dar acogida a importantes ferias internacionales de las principales multinacionales. Este modelo político y social desde el que se construyen los modelos económicos, al ser fácilmente identificable como generador de la miseria de la población precarizada, necesita de sus peculiares sistemas de protección y seguridad tecnológicos y humanos, en combinación con las fuerzas policiales.

A raíz de la aparición del movimiento 15M, se puso en cuestión ese modelo exclusivamente represivo en el que las fuerzas policiales golpeaban sin contemplación alguna a manifestantes que mantenían una actitud pasiva con las manos en alto(21). El entrenamiento de represión policial, se encamina siempre hacia objetivos de los que espera una respuesta defensiva frente a su violencia, y en esa ocasión se encontraron en que lo esperado no sólo no apareció, sino que además fue transmitido por todos los canales de televisión, seguramente porque también esperaban registrar la reacción, algo que se pudo comprobar en el bloqueo al Parlament de Catalunya(22), en el que la resistencia activa hizo saltar todas las alarmas y los medios, que antes sólo habían podido captar la violencia policial, en esta ocasión la ocultaron para hacer aparecer, incluso, una violencia popular inexistente(23).

Los políticos siempre son piezas fundamentales a la hora de organizar la represión. Ellos son los que impulsan los planes propuestos por los promotores del modelo capitalista, y quienes habilitan y facilitan la represión contra las personas o los movimientos que puedan significar una posible amenaza(24). Frente al 15M, los políticos han llegado a decir que el movimiento es legítimo, salvo un reducido grupito de personas violentas que se mueven en su interior y que deben de pagar por su osadía(25). El 15M no se ha manifestado hasta el momento contra esas acusaciones, ni tan siquiera ha salido al paso de dichas declaraciones, pues la represión no sólo se expresa en forma de golpes, sino también en la mutilación de los deseos y la solidaridad, dejándonos como única posibilidad el miedo. Al final, resulta que todos queremos ser “alternativos”, pero formar parte del grupo de los “buenos”. La represión se mueve actualmente tan cerca de los lindes de la tortura, que precisa del constante silencio, la ocultación y la impunidad, así como de la total confianza y colaboración ciudadana. El reciente caso de Yuri Sarran, hijo de un diplomático de Trinidad y Tobago, puso al descubierto las prácticas policiales de algunos de los agentes de la policía local de Barcelona, entre las que se encontraban las torturas, los abusos de poder, la simulación de delitos y las denuncias falsas(26). No es una casualidad que estos agentes encausados y condenados, fuesen los mismos que testificaron en contra de las personas detenidas el 4 de Febrero del 2006(27), y condenadas a prisión por unos hechos que no cometieron, como se demostró perfectamente en el juicio, pero que el juez no quiso tener en cuenta, se supone, por las presiones de tratarse del caso de una agresión a un policía que quedó en coma.

El Estado no perdona a quienes se le enfrentan y mucho menos el Capital.

NOTAS:

(1) EE UU SUFRE EL PEOR ATAQUE DE SU HISTORIA | 11 DE SEPTIEMBRE. El mundo en vilo a la espera de las represalias de Bush. http://www.elpais.com/especiales/2001/atentados_eeuu/noticias/principal.html

(2) Escuela de las Americas. Manual de Terrorismo y Guerrilla Urbana. http://www.derechos.org/nizkor/la/libros/soaGU/index.html

(3) Centro de detención de Guantánamo. http://es.wikipedia.org/wiki/Centro_de_detención_de_Guantánamo

(4) FOTOS DE LA VERGÜENZA. http://www.elmundo.es/fotografia/2004/05/fotosirak/index.html

(5) Los veteranos de guerra se suman al movimiento “Ocupa Wall Street” en Manhattan. http://videos.lainformacion.com/mundo/los-veteranos-de-guerra-se-suman-al-movimientoocupa- wall-street-en-manhattan_PlBfDDb4EnNPkSeqkaw0y4/

(6) United States Marine Corps. Sgt. Shamar Thomas.         http://www.youtube.com/watch?feature=endscreen&v=WmEHcOc0Sys

(7) “Barrio de Los Colorines” El Pasado siempre Vuelve.     http://www.youtube.com/watch?v=FkA79fr_e6E&feature=fvsr

(8) Cámaras del Metro detectarán rostros.                             http://www.youtube.com/watch?v=q3iSxwqK74Y

(9) Así se evita un hurto en el metro.                                     http://www.youtube.com/watch?v=NzL4vwLPS7Q

(10) Cámaras muestran robos en el metro.                             http://www.youtube.com/watch?v=eaZ0aUIO6ss

(11) J. Arpaio transfiere a más de 200 presos “indocumentados” a una cárcel al aire libre. http://www.youtube.com/watch?v=K7f07mRrWVs

(12) Presos de California pagarán por su estancia en la cárcel. http://sociedad.elpais.com/sociedad/2011/12/13/actualidad/1323803853_222949.html

(13) Explicativo del “Caso Bombas”: El porqué de la represión y los montajes. http://metiendoruido.com/2011/04/explicativo-del-caso-bombas-el-porque-de-la-represion-ylos- montajes/

(14) Palabras desde Atenas – Words from Athens.                 http://www.youtube.com/watch?v=jX7Kqb21b44

(15) El año de las revueltas 2011. Una ola de cambio. La historia se pone a galopar en el mundo árabe.                                                           http://www.elpais.com/especial/revueltas-en-el-mundo-arabe/

(16) Guerra en Libia.                                        http://www.elmundo.es/especiales/revueltas-mundo-arabe/libia.html

(17) Tolerancia cero.                                              http://es.wikipedia.org/wiki/Tolerancia_cero

(18) Tolerancia cero: menos crímenes, más racismo. http://www.comunidadesegura.org/es/node/320

(19) EN COLEGIOS ESTADOUNIDENSES. El fracaso de la política de “Tolerancia Cero”. http://www.elmundo.es/elmundosalud/2010/05/17/psiquiatriainfantil/1274102393.html

(20) Detenidos 12 activistas por los Derechos Animales de las organizaciones Igualdad Animal y Equanimal.                        http://www.igualdadanimal.org/noticias/6061/detenidos-12-activistas-por-los-derechos-animales- de-las-organizaciones-igualdad

(21) Fotogalería, desalojo Plaça Catalunya. http://www.elpais.com/fotogaleria/Desalojo/campamento/elpgal/20110527elpepunac_1/Zes/1

(22) La violencia fractura al 15-M. http://politica.elpais.com/politica/2011/06/15/actualidad/1308173482_310163.html

(23) Un diputado catalán pide auxilio ante los indignados. http://www.youtube.com/watch?v=_q5aAPQ3QDo&feature=fvsr

(24) Respuesta de la SECCIÓN de PSICOANÁLISIS de la AEN al TAI. http://laotrapsiquiatria.blogspot.com/2011/12/respuesta-de-la-seccion-de.html

(25) Los diputados exculpan al movimiento 15-M del bloqueo del Parlament. http://www.elperiodico.com/es/noticias/politica/diez-diputados-declaran-hoy-por-los-sucesos- del-parlament-1269701

(26) Condenados por torturas dos policías de Barcelona. http://www.elpais.com/articulo/espana/Condenados/torturas/policias/Barcelona/ elpepuesp/20111019elpepunac_23/Tes

(27) Des-montaje 4F                                                                     http://www.desmontaje4f.org/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s