Las estrategias del generismo

Hace pocos días, muy a tono con marzo, se reunió la Cumbre de ONU Mujeres, un montón de políticas del género “de alto nivel”.

(Cada vez hay más generistas y también hombres porque es buen trabajo).

A la presidenta Michelle Bachelet le debe haber venido de perilla esa reunión (junto con las secuelas del Festival de Viña -gran aporte a la desinformación-), porque distrajo en algo la atención de los medios del “presunto tráfico de influencias” de su hijo… Igual debe haber sido un gran sacrificio para ella estar en ese evento con todo lo que estaba pasando, pero es madre y así es la maternidad, puro sacrificio…

Además, todo sea por la causa. Las iluminadas de la ONU nos trajeron una verdadera revelación: “Para poder alcanzar la igualdad de género es fundamental reducir la violencia contra las mujeres”. (Qué bueno que avisan, no lo habíamos notado ni por un minuto).

Esas suspicaces “mujeres líderes” se juntaron “a abordar la participación femenina en la toma de decisiones y el acceso a cargos de poder” que es un tema fundamental en sus vidas. Sucede que como todas ellas deben haber hecho alguna capacitación en género, comprendieron lo importante que es hablar de la propia realidad. Claro, no es la realidad de todas las demás, pero no importa, porque la reunión fue entre ellas.

Dirán que tengo mala leche si coloco en duda la relevancia del tema del acceso de las mujeres al Poder, así es que voy a hacer como que me importa… Las señoras y señoritas de ONU Mujeres insinúan que su acceso al Poder tiene que ver estrictamente con sus anhelos de cambiar el mundo. Nótese que el encuentro se autonombró: “Las mujeres en el poder y en la toma de decisiones: construyendo un mundo diferente”, o sea, lo que nos dicen es que les importa el mundo de todas, no sólo el de ellas.

La flamante nueva directora ejecutiva, Phumzile Mlambo-Ngcuka, que ha ocupado varios ministerios en Sudáfrica y fue vicepresidenta de ese país entre 2005 y 2008, (trayectoria tipo Bachelet), declaró a la prensa que “Hay grandes barreras en el acceso a la educación para las niñas… o en los matrimonios infantiles que es un gran problema que debemos enfrentar”. ¡Y claro! ¿Quién no se da cuenta que justo aquello indigna a cualquiera? Imagino que ellas están indignadas también, o más bien no lo imagino, lo sé porque desde antes que naciera mi hija (ya es adulta) que la ONU está básicamente “indignada” por esas cosas… Por otro lado, no se puede negar el “enfoque de género” en los discursos de esas expertas, porque hablan muy bien, muy bonito.

Luego de una mala, viene una buena

Lo otro que noto en sus discursos e informes es que luego de una denuncia de hechos deleznables y dolorosos para las niñas en Africa y Asia o de la Europa pobre, la del Este, viene “una noticia buena”: “América Latina” es “una región que”, según la directora ejecutiva, se encuentra “en el medio” en el ranking de los sitios donde más se ha avanzado en la igualdad de género”. ¡Esa es buena! Justo en el medio, ni muy muy, ni tan tan. Con esto, el departamento comunicacional de ONU Mujeres espera que respiremos tranquilas y nos digamos: “Al final no estamos tan mal. No seremos el paraíso, pero no nos casan a las niñas a los 5 años”. No. Sólo las raptan en la adolescencia para la Trata, como en Bolivia y las hacen parir a los 11, como en $hile, y decenas de migrantes que van buscando una vida mejor a los mismos países de la región o a otros, obtienen explotación sexual. Y en el mismo $hile de esta reciente Cumbre, ninguna, ni las niñas embarazadas, ni las mujeres explotadas, ni todas las demás, podemos abortar con pastillas porque justo el anterior Gobierno de Bachelet, la ex Directora de ONU Mujeres, fue el que quitó el “misoprostol” de las farmacias…

¡Pero tranquilas!, la nueva Directora de ONU Mujeres dice que “se han realizado enormes avances en la reducción de la pobreza”, que “en muchos países de América Latina se han establecido instituciones que se ocupan de la igualdad de género y tratan de hacer muchos cambios”. ¡Estamos dadas! ¡Nos quejamos de puro gusto!

¡Más mujeres a los holdings!

Lo mejor de todo en América Latina –juzgue cada una la siguiente información- es que “La presencia de mujeres en altos cargos políticos o en directorios de empresas ha mejorado en los últimos años”. Pero a no entusiasmarse, “sigue siendo minoritaria, especialmente en el sector privado” donde las mujeres “representan menos del 5 % de los principales ejecutivos de las 1.000 empresas más grandes y ocupan solamente el 11 % de los sitios en las juntas directivas de las principales compañías del mundo”.

Es realmente preocupante: ¿Qué haremos las pobladoras, las estudiantas, las trabajadoras si no hay más gerentas en los Holdings? ¿Luksic tendrá gerentas? ¿Con gerentas y ejecutivas de alto rango en el grupo Luksic, la minera los Pelambres sería ecologista?… ¿En el caso PENTA, faltaban más mujeres además de Ena Von Baer para parar la estafa al fisco de la Der$cha $hilena?… ¿El Gobierno $hileno necesita más mujeres para descolonizarse y no seguir allanando comunidades mapuche a diario?…

Ellas dicen que “lo bueno” es que lo fundamental está cubierto: “Las cosas están mejor en el ámbito político”, donde las mujeres, es decir ellas, las generistas de ONU Mujeres, las diputadas, las senadoras, las ministras, las subsecretarias, las presidentas, etcétera “representan casi el 22 % de todos los parlamentarios frente a sólo el 11,3 % que había de 1995”. O sea antes de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer en “Beijing” eran las mitad las que lo lograban. Y es que allí, en Pekín, “se adoptó un ambicioso plan de acción para promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres”. ¡Y yo que creía que la Cumbre de “Beijing” no había servido de nada! Me había equivocado, sí sirvió: facilitó que muchas “ambiciosas” y “empoderadas” doblaran sus cifras de acceso a la Clase Política. Pero claro, su ambición es grande así es que igualmente se quejaron en este encuentro de que no hay más mujeres en el Poder. ¿Y saben de quién es la “responsabilidad!? ¡De nosotras, de todas las demás!.

Porque dice ONU Mujeres “que a menudo votan por hombres al poder a la hora de elegir a sus representantes”.

¡Urgente una sororal campaña a favor de políticas y gerentas!

“Vote por mujeres, son más sensibles, intuitivas, bondadosas, caritativas y maternales, pero no se asuste que en inteligencia, ambición y viveza son iguales a los hombres: mienten, engañan, coimean y persiguen de idéntica manera”…

La Cumbre ONU Mujeres planificó de aquí a 5 años. Dicen que deben alcanzar más Poder: altos cargos en las grandes empresas y buenos sillones en los parlamentos… ¿qué más podemos pedir? ¡A ser sororales entonces!

Victoria Aldunate Morales, lesbofeminista, autónoma, wallmapu. http://lapuntadaconhilo.blogspot.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s