Testimonio del motín de Quatre Camins del 2002

…Hay una cuestión muy importante que ha pasado en completo silencio, el preso que fue sometido a vejaciones sexuales en 2002

Pienso que deberían ser visitados todos los imputados y condenados por el motín del 2002 y el 2004. Ellos mejor que nadie saben lo que ocurrió. Sería muy importante contactar con el preso que denunció los abusos, las torturas, malos tratos y vejaciones sexuales que sufrió ese compañero. Lo pillaron entre unos pocos y le metieron una porra por el ano. Otro compañero le tuvo que dar una chaqueta para taparse, pues sangraba y lo habían destrozado los muy perros. Personalmente lo mío fueron dos gomazos y un golpe en la nuca, nada serio comparado con otros y con lo que me tenían preparado aislándome en la cárcel y de los presos para evitar que mi discurso llegara a mis compañeros. Es más, una vez acabada de cumplir la condena (24 años de cárcel), salgo en libertad e ingreso de nuevo a los 18 meses y al llegar a este penal me aplican el sistema de protocolo. Tenía cuatro protocolos, a saber:

Asunto motín de Quatre Camins 2002. En un periodo de un mes (no tengo los datos exactos), fallecen 4 presos. Antonio Falces Casas muere de cáncer fulminante, según el subdirector Saldaña. Este compañero se quejó de su estado al carcelero delante mio, y en mi presencia, le dijo “eso se cura en el patio”. A los días me entero que está en el hospital y después muerto. La dejadez de los médicos fue total.

En esas circunstancias, aprovecho el momento de la comida para subir a la mesa donde estaba comiendo para hablar claro y en voz alta: “vamos a tener la misma atención médica que ha recibido nuestro compañero, además en estos momentos tenemos entre nosotros a un enfermo de cáncer terminal y no le dan la libertad. Nos dejan morir como a perros, vamos a unirnos ya, joder!”

Por este motivo me aislaron durante unos cuatro meses, pero los compañeros se dan cuenta que no poner en libertad a un preso enfermo de cáncer, ya muerto, era la confirmación de mi discurso en el comedor y por lo que me habían aislado.

Cuando salgo del agujero los compañeros me proponen hacer un plante y entre todos se hizo un sistema de votación para elegir a los representantes del comité al descubierto (a mano alzada), que tenía como función rebelarse contra la cárcel. Se decidió crear dos, uno para negociaciones que nosotros sabíamos que no había negociación posible con torturadores, y otro a la sombra para continuar la lucha, pues se preveía que trasladarían a todos los que participaran en comités o lo apoyaran activamente. Pero el número del comité superaba las expectativas de la institución y sabían que tenían pocas celdas de aislamiento, o me explico mejor, tenían demasiadas pero ocupadas la mayoría, así que necesitaban tiempo y espacio, algo que aprovechamos.

Un pensamiento en “Testimonio del motín de Quatre Camins del 2002

  1. Pingback: Semana de lucha contra las prisiones | makroespetxearenaurkakoekimena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s