Conversaciones alrededor de las presas anarquistas en Grecia

La situación en julio de 2015 es que actualmente hay unas 25 personas presas anarquistas, la gran mayoría con graves condenas. Todas vienen siendo judicializadas por pertinencia a banda armada, por tenencia de armas o por atracos. Algunas con cadenas perpetuas, lo que implica el cumplimiento de 25 años de cárcel. Son compañeras que se espera que no van a salir antes de 2030. También ha ocurrido que muchas de ellas tienen todavía procesos. Fueron condenadas por algo, pero después les caen otros procesos también, a raíz de investigaciones y indicios basados muchas veces en el ADN.

Esta situación con las personas presas es una situación bastante nueva, porque hasta el 2009, siempre había una o dos presas anarquistas, muchas de ellas por atracos. A partir de 2009, después de la revuelta (1), empezó a haber más. Hace 2 años llegamos casi a las 40 presas anarquistas. Esto, evidentemente, supone un cambio de chip, un cambio de mentalidad respecto al trabajo anti-carcelario y de solidaridad con las presas. Es todo un proceso, que no ha concluido.

Ahora se nota que faltan unas estructuras anti-carcelarias, estructuras de solidaridad a largo plazo, con perspectiva y proyectualidad para funcionar a lo largo de decenas de años. De momento las cosas más estables que existen son la caja de apoyo, que salió como iniciativa de varias presas y compañeras, y esta caja se encarga de asegurarles la supervivencia dentro.

Después hay una asamblea de solidaridad que trata de ocuparse de todas las presas anarquistas, que tiene contacto directo con todas ellas, aunque los casos sean muy diferentes, como Maziotis o Gournas de Lucha Revolucionaria (2), o todas los presas de Conspiración de Células del Fuego (3)…

Esta iniciativa es interesante porque en Grecia se empezó a dar una práctica que anteriormente no se daba: la denominada solidaridad selectiva, que vendría a significar que «yo solo me solidarizo con la gente que estoy de acuerdo, que no tengo problema con las acciones que hicieron, que asumo su discurso». Y desde la Asamblea de Solidaridad se intenta romper con esto, volviendo a la vieja escuela: asumiendo que las personas presas no son Santos ni demonios, son simplemente nuestras compañeras, nuestra gente, que simplemente están como inmovilizadas, sabiendo que algún día van a salir. Y que, aunque no estemos de acuerdo con sus posiciones, vamos a apoyarles en sus luchas porque son legítimas. Esta postura es muy digna y está siendo llevada a cabo por un sector de compañeras que van un poco más allá del purismo de la ideología. Tampoco se trata de una falsa unidad: se trata de reconocer simplemente, que para toda crítica y para todo silencio, hay tiempo. No es ahora, cuando ahora no puedes dialogar con un compa que está dentro. Evidentemente que hay contacto, pero hacerle una crítica pública no sirve para nadie.

Se promulga la solidaridad con las personas presas anarquistas, partiendo del único criterio que no sean chivatas y se hayan mantenido dignas dentro de la cárcel: es decir, que no hayan colaborado con Instituciones Penitenciarias. Y con estos criterios también se apoya a presas comunistas que hay en la cárcel: un par de presas de la vieja organización marxista-leninista 17 de noviembre y un par de presas comunistas de organizaciones turcas. Se les apoya entendiendo que la solidaridad con ellas no es una cuestión ideológica, es una solidaridad con las presas dignas, con los presas en lucha, a pesar de las diferencias.

Para afrontar el tema económico que conlleva la existencia de tantas compañeras presas, se okupó un local, un bar, dónde todo el dinero que se gana va a parar a las presas. Toda la gente que trabaja ahí lo hace voluntariamente, y el dinero que se saca va directamente a parar al apoyo de las presas, cosa que ha ayudado bastante.

Una cosa muy importante que tiene Grecia comparado con otros países es que las personas presas se comunican bastante, no solo a través de las cartas, sino sobretodo a través de llamadas de teléfono, y también participan bastante en charlas o en otro tipo de eventos que se van organizando. Esto se cuida bastante, y hace que las presas estén más al tanto de la realidad, porque no solo hablan con la gente más cercana, sino también con otra gente interesada que participa en los eventos. La gente les va preguntando, criticando… Otra cosa que se hace es invitar a las presas a los debates que hay. Evidentemente en el pasado, un error inconsciente que se hizo, es que se estaban centrando bastante en la caridad de la presa, olvidando que son compañeras, que simplemente están como inmovilizadas. Hay intercambio a este nivel. Y entonces, las presas, unas más otras menos, hacen sus aportes que no tienen que ver solo con la cárcel. Y esto sí se está promulgando. Y la comunicación de las presas con afuera se intenta que sea lo más interactiva posible, haciendo que cualquier compañera tenga una interacción directa. Porque sino se crean unos personajes por ser simplemente amigo de uno o de una que cayó, se aprovechan inconscientemente de cierto rol, de cierta relación que no ayuda a nada y crea situaciones ridículas, morbosidad, chusmeo… cayendo en el lastre de la martirología.

Otra cosa importante es que también durante los últimos años las presas anarquistas, por sus luchas, se han ganado bastante el respeto de las otras personas presas. Así como hace varios años era bastante difícil ser anarquista en la cárcel, ahora ya no es el caso: las anarquistas ya son respetadas no solo por sus luchas, sino porque en muchos casos llevan a cabo pequeños actos como negarse a un cacheo integral. Ya se ha dado por hecho que las presas anarquistas por temas de dignidad se niegan a determinadas prácticas, entendiendo que lo que buscan las carceleras es humillar. Simplemente por negarse a esto, muchas presas anarquistas pasaron por celdas de aislamiento, siendo especialmente grave en el caso de mujeres. Y muchas muestras de dignidad de las anarquistas como esta tienen la simpatía de muchas otras presas.

La reflexión que se está impulsando es que las presas anarquistas no son ninguna especie en extinción, sino que son gente de carne y hueso, que de momento se encuentran un poco mas lejos, pero esto no debería de cambiar nuestra relación con ellas. Muchas presas mismas dicen que se alegran de que las compañeras se acuerden de ellas, pero que lo más importante es seguir la lucha, entendiendo que la lucha por los presas anarquistas y la lucha anti-carcelaria no están nada separadas de la lucha global. Hay gente que se dedica un poco más al tema de las presas, porque igual les toca más, pero no hay aquí un presismo puro, una gente que simplemente se ocupa de las presas. Se considera que es una más de las tareas de la lucha que se asume. Pero ni más ni menos. Hay que evitar la especialización en eso.

Luego hay que decir qué parte juegan las presas anarquistas en nuestros pensamientos cotidianos, en nuestra práctica diaria, y en esto creo que ha hecho mucho daño la cultura internáutica de los últimos años. Incluso si a veces ha ayudado a difundir ciertas informaciones, está totalmente claro que la información en sí misma no es nada. La información sin una praxis anarquista no vale completamente nada.

Así es como han llegado a suceder cosas que dan bastante vergüenza ajena, que lees algo tipo “pasar a la acción” y simplemente se trata de colgar una pancarta. Además, si sabes dónde está colgada piensas que es un error, se puede parecer a un selfie revolucionario. Un selfie revolucionario es un lienzo colgado en un parquecito de un municipio lejano en el que nadie se entera de lo que se trata. Esto no pasaba antes: se hacía con mas esfuerzo, se hacía en un sitio visible, para que lo vea la gente. Y no para que lo vea gente nuestra al otro lado del mundo a través de internet. Y esto es un gran error que solo reproduce endogamia. También ha pasado que hay gente que ha ido a pegar carteles y hacer un par de pintadas, y habla de “incursión”, cosa que resulta un tanto ridícula. Y gente que ha pegado un par de pancartas y habla de “acción”. Y sí, tal vez estemos en contra de la jerarquía de los medios, pero también pienso que es importante tener cierta humildad y reconocer cosas como lo que son, y no difundir unos verbalismos de boca grande sin una práctica consecuente.
1. En diciembre de 2008, después del asesinato del anarquista Alexandros Grigoropoulos a manos de la policía en el barrio ateniense de Exarchia, se desató una oleada de protestas y disturbios que perduró alrededor de tres semanas.

2. Lucha Revolucionaria es una organización de guerrilla urbana anarquista que aboga por la lucha armada y la revolución social. Ha llevado a cabo distintos ataques contra edificios gubernamentales, teniendo particular repercusión el ataque con cohetes llevado a cabo en enero de 2007 contra la embajada de EUA.

3.Conspiración de Células del Fuego es una organización de guerrilla urbana anarquista de perspectiva nihilista e individualista.

Anuncios