El anarquista Ilya Romanov sentenciado a 10 años

Sobre el caso:

El anarquista Ilya Romanov, que fué arrestado en las primeras horas del 26 de Octubre de 2013 en la ciudad de Nizhny Novgorod después de la explosión prematura de una bomba casera que acabó con la amputación de su muñeca izquierda, ha sido sentenciado a 10 años de prisión.

El juicio que comenzó el 16 de Junio de 2015 en la corte local de Nizhny Novgorod, fué realizado por jueces del Consejo de la Magistratura Militar enviados desde Moscú, ya que el presunto objetivo frustrado del compañero era una oficina militar. El 6 de Agosto, después de más o menos 20 sesiones, se anunció el fallo: Una sentencia de 10 años a trabajos forzados y 110.00 rublos (unos 1.600 euros) de multa.

Los jueces, desestimaron todas las conclusiones de los especialistas llamados por la defensa y aceptaron todos los testimonios de los testigos/soplones intimidados y amenazados por la policía, asi como las conclusiones de los especialistas del Ministerio de Orden Público.

Illya, que cumplió 48 el julio pasado, fué declarado culpable de todos los cargos (“preparación de ataque terrorista”, “inclinación al terrorismo” y “construcción, posesión y trasferencia de materiales explosivos”). Cabe señalar aquí que el cargo que actualizó el caso, es decir “la inclinación a llevar a cabo ataques terroristas” se basa únicamente en una entrevista: Después de su liberación en Diciembre de 2012 en Ucranía, Ilya pasó un par de días con algunos amigos en Donetsk, donde pudo tomars3 un respiro después de 10 años en prisión. Allí también se reunió con anarcosindicalistas de Revolutionary Co-federation of Anarcho-Syndicalists, quienes grabaron y difundieron una charla con Ilya. Parece que lo que el compañero dijo enfureció las autoridades, tal vez incluso más que la explosión que un año después le costó un brazo y su libertad:

“Yo os digo esto sobre la cárcel: Vosotros los jóvenes no debeís tener miedo a la cárcel. Ir a la cárcel relajados. Combatir al capital, luchad contra el Estado, incluso si esto significa que vais a ir a la cárcel. No tengaís miedo, os irá bien allí dentro. Normalidad. No, nadie hará que te derrumbes. Ahora, esto te lo puedo decir ahora, los compañeros de fuera te mandarán su calor, recibirás cartas y paquetes con normalidad. Por lo tanto, no vas a morir allí. Ahora, la mortalidad en las prisiones es mucho menor en comparación con lo que ocurría antes en Ucrania, o incluso más recientemente, con Kuchma (ex vicepresidente de Ucrania). En aquel entonces era aterrador, los presos morían como moscas. Ahora eso no sucede, estareís dentro con normalidad. El único inconveniente es que, voy a ser franco, en su interior ahora hay jóvenes muy estúpidos, son la mayoría, pero incluso con ellos podeís encontrar una forma de comunicación. Hay tiempo para la lectura, para el mejoramiento de vuestro nivel espiritual. Os digo: no hay nada completamente aterrador en prisión. Por tanto, no tengaís miedo, luchad, luchad … me siento bien después de mi salida de la cárcel, y os deseo lo mismo cuando llegue vuestro turno”.
(8 de Diciembre de 2012, un día después de su liberación).
En el video que sigue se pueden ver partes del último día del juicio, en el que el presidente interrumpe al compañero y este escupe hacia él, por desgracia, sólo de forma simbólica, ya que en los tribunales rusos la acusados están encerrados en una jaula de cristal. Hacia el final del video su abogado habla, comentando la decisión y diciendo que apelarán.

VÍDEO